Todos hemos tenido esa sensación alguna vez. Despiertas y te sientes mareado y a veces incluso confundido. No tiene nada que ver con dormir mucho o poco, ya que la sensación también aparece después de haber dormido suficientes horas en la noche. El fenómeno ha sido descrito en varios estudios y hay buenas maneras de manejarlo, como verás en este artículo.

Esta sensación de mareo en la mañana tiene nombre. Se llama inercia del sueño.

¿Qué tan común es la inercia del sueño?

De acuerdo a un estudio, 7 de cada 10 personas experimenta inercia del sueño durante la primera hora del día.

En realidad, esto ocurre por nuestra propia fisiología. Si vemos cómo el cerebro despierta, podremos notar que va aumentando el flujo de sangre poco a poco. Mientras aumenta el flujo de sangre, nos vamos despertando.

La primera zona donde aumenta el flujo de sangre es el tronco encefálico y el tálamo. Estas zonas comienzan a activar nuestras funciones más básicas, como hacer consciente la respiración, ir aumentando un poco la frecuencia cardíaca, etc. No es sino después que llega el flujo de sangre a la región frontal y prefrontal, donde están los centros de procesamiento de información, razonamiento, y toma de decisiones.

Así que todos podemos experimentar inercia del sueño porque es simplemente la manera en la que el cerebro despierta.

¿Cómo se siente la inercia del sueño y cuánto dura?

Este fenómeno tan común va por etapas, así como ocurre en el cerebro. Al principio puede parecer imposible despertar o muy pesado. Pero luego los efectos van desapareciendo poco a poco.

Al principio te puedes sentir desorientado, sin saber exactamente donde estás. Ha ocurrido que te despiertas pensando que estás en otra casa o aún no distingues bien lo que soñaste de la realidad.

Luego, ya no estás desorientado sino mareado, con dificultad para coordinar tus pensamientos o los movimientos del cuerpo. Es por eso que caminas con un poco de torpeza y estás propenso a tropezarte.

Esta etapa generalmente dura unos 15 a 20 minutos. Es la etapa inicial de la inercia del sueño, pero aún no ha terminado. Incluso cuando te sientes más repuesto, el fenómeno no ha terminado. Si hicieras tests mentales y de habilidad cognitiva te darías cuenta de que tu mente no funciona igual.

Es por eso que muchos estudios consideran la inercia del sueño particularmente peligrosa. Por ejemplo, si es parte de tu trabajo despertar para atender una emergencia, lo más probable es que ya estés manejando a los 15-20 minutos, pensando erróneamente que ya estás recuperado.

Lo que han encontrado los estudios

Durante aproximadamente una hora, tendrás estos efectos:

  • Un tiempo de reacción disminuido, es decir que tus respuestas serán casi 4 veces más lentas de lo normal
  • Habilidad disminuida para procesar información en un 70%, es decir que tu cerebro aún está a media marcha y apenas logrará un 30% de su capacidad habitual.
  • Por eso puedes esperar una reducción de tu capacidad de tomar decisiones y resolver problemas, que está afectada en más del 50%

Todo esto ocurre mientras el lóbulo frontal del cerebro comienza a activarse, un proceso que se lleva un tiempo. Pudiéramos decir una hora para redondear, pero pudieran ser hasta dos horas si además no duermes bien.

Viéndolo de esta manera, cabe destacar el papel del personal que atiende emergencias en la madrugada. La capacidad de respuesta puede mantenerse muy afectada durante las primeras horas del siniestro.

¿Cómo despertar mejor?

Existen formas de activar tus regiones frontales más rápidamente. Por supuesto, dependiendo de nuestro caso podríamos utilizarlas todas o únicamente algunas. Veámoslas a manera de top 3.

3. Dale tiempo a tu cuerpo y no lo fuerces

Siéntate en la cama, camina despacio, reconoce que es una etapa normal del día y no hay nada malo al respecto. Puede ser que en ocasiones no tengas mucho tiempo para quedarte sentado. Si necesitas atender una emergencia, intenta por lo menos caminar un poco más despacio y con cuidado.

2. Realiza algún ejercicio de estiramiento

En este momento de la mañana, practicar yoga o alguna rutina suave es una excelente idea. Eso aumenta tu ritmo cardíaco, el flujo sanguíneo, y estimula a tu cerebro. Si no tienes la tranquilidad como para un ejercicio rápido de estiramiento, puedes ir resolviendo el problema en cuestión mientras estiras el cuello, los brazos, y las piernas.

1. Utiliza a tu favor la luz del sol

Recibir el sol en la mañana te activa de dos maneras distintas. Primero, tus ojos se adaptan a la luz y van estimulando al sistema nervioso. Segundo, recibir luz del sol activa las hormonas que regulan tu reloj biológico y te ayudan a enviar el mensaje a todas las células del cuerpo de que ya es hora de moverse. Una alternativa sería recibir luz artificial, aunque no es tan eficaz debido a su intensidad y el tipo de ondas que produce.

Referencias:

Kovac, K., Ferguson, S. A., Paterson, J. L., Aisbett, B., Hilditch, C. J., Reynolds, A. C., & Vincent, G. E. (2020). Exercising caution upon waking–can exercise reduce sleep inertia?. Frontiers in physiology11.

Chen, X., Hsu, C. F., Xu, D., Yu, J., & Lei, X. (2020). Loss of frontal regulator of vigilance during sleep inertia: A simultaneous EEG‐fMRI study. Human brain mapping41(15), 4288-4298.

Kovac, K., Vincent, G. E., Paterson, J. L., Aisbett, B., Reynolds, A. C., & Ferguson, S. A. (2020). Can an increase in noradrenaline induced by brief exercise counteract sleep inertia?. Chronobiology International37(9-10), 1474-1478.

Bruck, D., & Pisani, D. L. (1999). The effects of sleep inertia on decision‐making performance. Journal of sleep research8(2), 95-103.

Tassi, P., & Muzet, A. (2000). Sleep inertia. Sleep medicine reviews4(4), 341-353.

¿Puede un individuo en coma escuchar y sentir? ¿Podría tener pensamientos y recuerdos alguien que no responde a ningún estímulo?

Photo by Anna Shvets on Pexels.com

Solo imagina tener a un conocido que tiene 16 años en cama, sin moverse ni responder a estímulos visuales o auditivos. Sigue respirando pero, ¿hay alguien allí? Responder a esta pregunta podría ayudarnos a entender un poco más lo que es la mente humana.

La mente humana es un campo aún más oscuro a la ciencia actual, que se ramifica en múltiples variables y no siempre se manifiesta en el cuerpo

El cerebro es el órgano más complejo, con muchas conexiones y funciones que aún desafían a la ciencia. La mente humana es un campo aún más oscuro a la ciencia actual, que se ramifica en múltiples variables y no siempre se manifiesta en el cuerpo. Por eso, podríamos ver lo que hace o no hace una persona, pero ni siquiera con las estrategias más avanzadas podríamos indagar con precisión qué pasa por su mente.

¿Qué ocurre con la mente si el cuerpo no responde?

Tomemos el ejemplo de ese individuo que tiene 16 años en cama, sin responder a estímulos. Únicamente respira y se alimenta por vía endovenosa. Tiene sus ojos abiertos pero no sabemos si está viendo. Tiene su piel intacta, pero no sabemos si está sintiendo.

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Un grupo de investigadores evaluó a este individuo, al que llamaremos Juan, y publicaron un estudio en el año 2014. Pusieron a 12 personas sanas a ver un segmento de «Alfred Hitchcock presenta» llamado «Bang! Estás muerto». En el video, un niño está jugando con la pistola de su tío, un arma cargada que podría dispararse por accidente. Mientras juega va exclamando «Bang! Bang!» pero llega un momento en el que su juego no es suficientemente divertido y sale de la habitación donde están sus padres con varios invitados. El momento se hace muy tenso y llega a un clímax en el arma se activa, pero la bala solo rompe un vidrio y el padre logra hacerse con el arma.

¿Qué pasará con ese individuo que lleva 16 años sin moverse ni responder a estímulos? ¿Responderá su cerebro al video de la misma manera?

Mientras ven esta representación, el cerebro de los individuos sanos responde de forma muy similar durante los momentos de tensión. Pero, ¿qué pasará con ese individuo que lleva 16 años sin moverse ni responder a estímulos? ¿Responderá su cerebro al video de la misma manera?

La respuesta de su cerebro fue exactamente la misma, lo que significa que aunque nadie lo ve moverse, aunque nadie recibe una respuesta de su parte, hay alguien allí dentro. Se está creando una construcción mental en respuesta a los sentidos y se entienden conceptos complejos como «un arma cargada es peligrosa», y «el niño no sabe que lo que hace es peligroso».

Procesos mentales en segundo plano

Esto nos hace reflexionar en la diferencia entre la mente humana y lo que la mente se supone que debe hacer. Aunque no exista ninguna pista externa, hay miles de procesos mentales corriendo en segundo plano. Para quien sabe un poco de ordenadores sería como dejar una laptop encendida sin mover nada. Aunque aparentemente no se abren ventanas nuevas ni programas, una docena de procesos están activos y comunicándose entre sí.

Por eso, no te sorprendas cuando de pronto aparece un sentimiento de la nada. En realidad, no surgió espontáneamente. Hay miles de procesos en segundo plano que lo pudieron haber provocado. Un estímulo visual, un olor, o cualquier sensación puede desencadenar procesos cerebrales que se conectan con otros y finalmente desencadenan pensamientos y sentimientos conscientes.

No te sorprendas cuando de pronto aparece un sentimiento de la nada. En realidad, no surgió espontáneamente.

¿Te juega tu mente malas pasadas con frecuencia? Probablemente no te has dado cuenta de qué desencadena tus propias reacciones.

Dos herramientas para conocer tus procesos mentales

Photo by Kelvin Valerio on Pexels.com

¿Qué puedes hacer al respecto? Hay varias maneras de conocer más a fondo lo que tu mente está haciendo en segundo plano. Una de ellas es portátil pero requiere práctica, y la otra es más sencilla pero no disponible las 24 horas del día. La primera es la meditación, a través de la cuál puedes indagar lo que ocurre dentro de tu mente. La segunda es el psicoanálisis a manos de un terapeuta licenciado que podrá guiarte en el proceso de conocer a fondo tu inconsciente.

En ambos casos, la recomendación es la misma: Prepárate. Porque no todo lo que está en la mente humana es agradable o fácil de aceptar. Sin embargo, conocerte a ti mismo es un viaje muy gratificante en el que poco a poco dejas de ser una máquina llena de procesos en segundo plano y comienzas a estar más consciente, más presente en el aquí y el ahora.

Referencias:

Naci, L., Cusack, R., Anello, M., & Owen, A. M. (2014). A common neural code for similar conscious experiences in different individuals. Proceedings of the National Academy of Sciences111(39), 14277-14282.

Conóceme

Gracias por estar aquí conmigo, compartiendo estos consejos de bienestar y salud, siempre con el objetivo de aspirar a más, de lograr una vida plena y feliz.

El proyecto de «Mucho Más» nació en Julio del 2020, durante plena pandemia del COVID-19. Me di cuenta de que, a pesar de la situación mundial y cosas inesperadas que me ocurrieron, estaba tranquilo, me sentía estable y conservaba mi salud. Esto debido a una combinación de prevención, estilo de vida saludable, y estabilidad mental.

Por eso me sentí animado a compartir un poco de esta receta que me ha dado una vida plena, tranquila y llena de salud.

Si estamos en sintonía y te interesa escuchar algunos de estos consejos, te invito a mi canal de YouTube y a seguir explorando aquí en mi blog.

No dudes en comentar y preguntar lo que desees. Estoy realmente interesado en dejar un legado e intento dar importancia a todos los que me escuchan.

Por último, te dejo unas palabras que más o menos resumen el propósito de mi web y canal de YouTube:

Creo en cada uno de nosotros y creo que podemos ser mejores cada día.

Apunto a la felicidad, a la inteligencia. Apunto a la buena salud y al sentido en la vida.

Y tú, ¿te apuntas?

Existen muchos libros de sanación con la mente. Pero, ¿buscas algo que realmente sirva? No todos se basan en pruebas confiables, y muchas veces dan vueltas y vueltas haciéndote perder tu valioso tiempo.

Recientemente leí uno de esos libros. A pesar de tener opiniones muy críticas de él, pude rescatar algunos conceptos. También pasajes y recomendaciones que no solo suenan bien, sino que también son válidos desde un punto de vista científico.

Leer Más

¿De quién es la culpa?

¿Tienes el colesterol alto? ¿Sufres de obesidad? Podrías tener inflamación sistémica. ¿Qué puedes hacer para evitar que afecte a tus órganos? Aprende algo nuevo sobre la quercetina, un antioxidante común en algunas frutas y vegetales.

Leer Más
Leer Más
Leer Más
Leer Más